• Dolor del Músculo Piramidal, ¿Síndrome ó Ciática del Piramidal?

    ¿Tantas complicaciones puede ocasionar?

    El piramidal es un músculo situado en la pelvis, en la parte profunda de la región glútea. Se origina en la cara anterior del sacro y se inserta en la cara superior del trocánter mayor del fémur. Es uno de los principales músculos estabilizadores de la cadera.
    Una rama del nervio ciático pasa muy próximo al músculo piramidal e inerva al propio músculo, éste nervio, en su trayecto descendente a lo largo del muslo, pasa muy próximo al músculo piramidal. En la mayoría de los casos, la anatomía del nervio ciático pasa por debajo del músculo piramidal, pero en algunas personas el nervio atraviesa el músculo.

    Que significa esto?
    La compresión del nervio ciático por el músculo piramidal, produce una serie de signos y síntomas, que son los que se conocen como síndrome del músculo piramidal, y a veces se confunde con lo que llamamos Ciática. Es una afección bastante frecuente en el campo de la actividad física y el deporte. En los deportistas que presentan gran desarrollo muscular y escaso contenido graso, como los corredores de fondo, este espacio se estrecha, principalmente en rotación interna, y el nervio sufre una compresión. Las personas que pasan largas horas sentados por su profesión, como administrativos, informáticos, etc empeora el dolor en posición sedente, por la compresión y estiramiento del nervio ciático. Esta patología también se puede denominar pseudociática, puesto que, por su origen, no es un problema en sí del nervio ciático, como pudiera ser una compresión a nivel de la columna lumbar, sino que un problema en el músculo piramidal es lo que está desencadenando la Ciática del Piramidal.
    Este músculo el principal rotador externo de cadera y actúa así cuando la articulación se coloca en posición neutra o extendida. A 90º de flexión se convierte en aductor y rotador interno de cadera. Posee una importante función estabilizadora en la articulación, ejerciendo una fuerza de coaptación en el acetábulo (Lugar donde se ubica y articula la cabeza del fémur). El músculo piramidal tiene mucha importancia en la “patología osteopática” cuando se trata del estudio y diagnóstico de Ilíaco y sacro (en su conjunto la Pelvis). Este marca un eje de torsión sobre el que se pueden reproducir lesiones mecánicas. A partir de esas fijaciones podemos encontrar cadenas lesionales que van a generar patologías a distancia. Un piramidal con espasmo provoca una rotación del sacro que debe ser compensada a lo largo de la columna vertebral en sentido ascendente, alcanzando incluso al occipital (Parte inferior de la cabeza unida a la columna cervical).

    Síntomas y diagnóstico:
    Se puede sentir dolor o parestesias a nivel local y también extenderse a la región lumbar, ingle, nalga, zona perineal y parte posterior del muslo hasta la rodilla. El dolor se puede confundir con el de una ciática como hemos indicado anteriormente, aunque suele ser menos intenso y la zona de extensión de las molestias es menor. Es necesario hacer un diagnóstico diferencial en una ciatalgia con una hernia discal lumbar. Puede causar dolor en la parte baja de la espalda, ingles, perineo, nalgas, caderas y otras zonas, e incluso puede ocasionar dolor en tus relaciónes sexuales y dolor en el recto y ano al ir de vientre. El acortamiento del piramidal suele producir una rotación externa del pie del mismo lado, cuando el paciente se encuentra boca arriba. No es una prueba concluyente, pero si la persona presenta los síntomas y aparece este signo, se ha de pensar en un posible acortamiento del músculo piramidal. Muchos médicos, no todos, confunde este síndrome con problemas de cadera, bursitis, lumbalgia, tendinitis de los flexores del muslo y la ciática verdadera. De ahí que haya que ser precavidos y buscar mediante las pruebas complementarias (resonancia magnética, radiografía, ultrasonografía y electromiografía) el diagnóstico exacto de estas dolencias.

    Tratamiento:
    En Penadés Terapia analizaremos la causa del acortamiento del músculo piramidal que provocara la alteración biomecánica de la columna vertebral, ambas piernas o de la pelvis o incluso un problema mandíbular.

    El tratamiento que realizaremos en Penadés Terapia se basará en:
    •Manipulaciones Osteopáticas: Valoraremos todas las vértebras de la columna, la articulación sacro-ilíaca, coxis, cadera, rodilla, tobillo y peroné y el conjunto del pie, corrigiéndolas y armonizándolas.
    •Estiramientos pasivos de los músculos: Piramidal, Psoas Corporeal y Psoas Costoidal, Glúteos, Tensor de la Fascia Lata, Isquiotibiales, Cuádriceps…
    •Tratamiento Fascial de las piernas.
    •Se le guiará-enseñará al paciente los Auto-Estiramientos del músculo piramidal para mantener el máximo de tiempo posible en su estado correcto en su casa.

    Un buen mantenimiento de la postura, solucionar posibles dismetrías de las piernas o problemas de pies con un podólo/a y corregir malos hábitos en la realización de las tareas habituales, de ocio o profesionales, ha de ser la meta final del tratamiento en Penadés Terapia.