• Fisioterapia respiratoria para nuestros bebés

    Fisioterapia respiratoria para nuestros bebés

    ¿No elimina tu bebé los mocos?

    A los padres siempre nos angustia escuchar esos “pitos” tan característicos que produce las complicaciones respiratorias de nuestro bebé. Si además somos primerizos, “Horror” ¡directos a urgencias!
    La bronquiolitis es probablemente la afección más común en bebés. Se trata de una afección respiratoria viral, y es frecuente en bebés de menos de dos años, sobre todo entre los tres y los seis meses de edad. Es destacable el hecho de que afecta con más frecuencia a lactantes que no son alimentados con leche materna.
    La bronquiolitis consiste en un estrechamiento de los bronquiolos, la parte final del árbol bronquial. La acumulación de mucosidad tapona el túnel de los bronquiolos, causando dificultad para respirar y ese sonido sibilante tan típico en los bebes. El sistema respiratorio de los bebés aún está inmaduro, y no son capaces de expulsar esa mucosidad.
    La fisioterapia respiratoria se ha revelado como un método muy eficaz en la prevención y tratamiento del broncoespasmo en bebés. El tratamiento de fisioterapia, además de ser completamente inocuo para el bebé, ayuda a eliminar la obstrucción bronquial, fluidificar la mucosidad para que ésta pueda ser expulsada más fácilmente.
    Además, ayuda a reducir el trabajo respiratorio del bebé, le hace más resistente al ejercicio y, lo más importante, ayuda a prevenir que en el futuro ese niño tenga un sistema respiratorio debilitado y propenso a las bronquitis.
    Recuerda que la fisioterapia respiratoria debe ser realizada siempre por un fisioterapeuta cualificado. En “Penadés Terapia” estoy específicamente formado en fisioterapia respiratoria.