• 9 Ideas geniales para aliviar el dolor de tus contracturas del cuello

    9 Ideas geniales para aliviar el dolor de tus contracturas del cuello

    1. Ejercita y estira tus músculos moviéndolos lentamente. Puedes sentir cierta incomodidad al hacerlo, pero ayudará a aliviar el dolor según vayas aumentando la movilidad.
    2. Toma una ducha de agua caliente, que caiga sobre tu cuello por lo menos durante 5 minutos. Mantén tu cuello enderezado al principio mientras lo haces, después procura moverlo suavemente.
    3. Utiliza una almohadilla eléctrica con temperatura media durante un máximo de 10 minutos. Apágala y vuélvela a ponerla al cabo de 30 minutos. No es conveniente tenerla muchas horas puesta, te irritará la piel y anularemos el “engaño” que hacemos al sistema nervioso al darle sensación de calma. Si no posees una almohadilla puedes ponerte una bolsa de agua caliente, semillas calentadas en microondas, etc…
    4. Aplícate un bálsamo para el dolor de cuello de extractos naturales, ideal para aliviar el dolores leves.
    5. A la hora de dormir: Duerme controlando la temperatura de la habitación, duerme con una almohada. Evita dormir boca abajo
    6. Asegúrate de que tu lugar de trabajo esté ergonómicamente bien diseñado. Si trabajas durante muchas horas frente a un escritorio, encuentra momentos para levantarte. Cada hora, tómate un recreo de 5 minutos y camina un poco, con la finalidad de romper la monotonía de estar sentado durante horas en la misma posición.
    7. Practica la meditación cada día para bajar el estrés: no solamente alivia el dolor de tu cuello sino que además aquieta tu mente y elimina el estrés. El estrés emocional afecta notablemente tu salud física y causar dolor físico. Encuentra formas naturales y saludables de eliminar el estrés de tu vida.
    8. Ejercítate regularmente para preparar tu musculatura. Encuentra una actividad (natación, correr, ciclismo, etc.) que te haga sentir vivo. Haz que sea una rutina. Tu cuerpo se sentirá mejor y tu mente estará más relajada.
    9. Si utilizas un dispositivo portátil, siempre sostenlo al nivel de la cara, y lleva tu cabeza atrás de tus hombros un poco.

    No dejes nunca de consultar a un profesional: tu Fisioterapeuta

    Penadés Terapia