El Dolor y la Mesoterapia

  • Actualizado:  | Publicado: 

    El médico francés, Michell Pistor, desde que descubrió el papel de la procaína aplicada a nivel intradérmico como fármaco vasodilatador, se ha estudiado en profundidad la mesoterapia como técnica terapéutica en infinidad de patologías. No cabe ninguna duda, que la terapia antiálgica (tratamiento del dolor), es una de las indicaciones de esta terapia tan eficaz como desconocida en nuestro medio.

    ¿Como se utiliza la técnica?

    Consiste en la aplicación de múltiples inyecciones intradérmicas prácticamente indoloras (dermis profunda) para aplicar el componente elegido.

    Hay muchas enfermedades reumáticas y traumatológicas que provocan grades dolores en quienes las padecen. Los fármacos recetados para mitigar estas molestias suelen ser muy agresivos para el estómago e/y hígado, y con este tratamiento eficaz solucionaremos tu dolor.

    ¿Qué es el dolor?

    El dolor se define como la sensación subjetiva de malestar que cada individuo manifiesta como respuesta a una agresión física o psíquica englobado en el contexto de un estado de “no salud”. Lógicamente, dependiendo del umbral doloroso de cada individuo, la intensidad del dolor variará mucho de unas personas a otras.

    ¿Qué patologías, que cursan con dolor, se benefician de la mesoterapia?

    1. Procesos artrósicos.(artritis y artrosis)
    2. Procesos miofasciales (fibromialgia).
    3. Procesos lumbociáticos.
    4. Procesos de cervicalgias y/o dorsalgias con o sin componente muscular asociado.
    5. Procesos de alteración de estructuras ligamentosas (esguinces agudos o crónicos).
    6. Procesos tendinosos (tendinitis: epicondilitis, epitrocleitis, etc…).

    ¿Qué patologías que cursan con dolor NO se benefician de la mesoterapia?

    1. Patologías cuya curación pasa por una técnica quirúrgica claramente indicada.
    2. Patologías terminales que requieren hospitalización y tratamiento del dolor.

    En definitiva, la mesoterapia brinda la posibilidad de hacer “más con menos”: más efecto terapéutico con menos medicación, con menos efectos secundarios (punto muy importante en pacientes ancianos que toman mucha medicación) y menos coste, aunque sin duda, será la propia experiencia y la pericia del mesoterapeuta la que conseguirá unos resultados u otros.

    Por norma general se establecen los siguientes protocolos de actuación mesoterapéutica:

    Dolores agudos:

    -Primera Sesión en primera visita tras filiar la patología
    -Segunda sesión a los 4-5 días
    -Tercera sesión a los 7 días
    -Cuarta sesión a los 15 días
    -Quinta sesión a los 21 días

    Hasta alcanzar el denominado “ritmo biológico del dolor” (periodo de tiempo en el cual el paciente se encuentra libre de dolor).

    Dolores crónicos: 3 sesiones espaciadas cada una 7 días, hasta alcanzar el ritmo biológico del dolor.

    Posteriormente, será el propio paciente el que marcará la periodicidad de las sesiones, pudiendo encontrarse libre de dolor hasta 6 meses dependiendo de la persona y la patología que presente.

    Penades Terapia

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.