¿Se te adormecen las manos mientras duermes?

  • Actualizado:  | Publicado: 
    ¿Se te adormecen las manos mientras duermes?

    [raw]

    ¿Se te adormecen las manos mientras duermes?

    ¿Te ha ocurrido alguna vez? Estar durmiendo y despertarte de pronto con una sensación súbita en las manos, un cosquilleo molesto. Se te adormecen varias veces durante la noche obligándote a despertar, una sensación extraña y molesta que se repite muy a menudo. ¿Por qué ocurre? ¿Hay algún remedio? Te lo explicamos en “Penadés Terapia”

    Los calambres o el adormecimiento de las manos pueden ocurrir por algo normal: estar en una mala posición e impedir que la sangre fluya con normalidad. Pero en otras ocasiones sucede por algo que nada tiene que ver con tu posición. Una sensación desagradable que, a veces, aparece también a su vez en otras zonas del cuerpo, como las piernas o los pies. Veamos cuáles son las causas.

    Causas del adormecimiento de las manos:

    Túnel Metacarpiano

    Es sin duda la causa más común. Nuestros tres principales dedos: pulgar, índice y dedo medio tienden a ser los más afectados por el llamado síndrome del túnel del carpiano (STC). Se trata de un problema asociado al nervio mediano, una neuropatía periférica que ejerce una presión en nuestra muñeca provocando que sintamos dolores, dificultándonos la movilidad, haciéndonos perder la sensibilidad y provocando la conocida sensación de adormecimiento. Y es por la noche cuando más sentimos su molesto efecto.

    ¿Trabajo ejercido sobrecarga tus manos durante el día?

    Tunel carpiano
    En ocasiones ejercemos una sobrecarga en nuestras muñecas. Trabajos manuales como escribir mucho en el ordenador, usar tijeras, herramientas, coser… pueden provocar que los nervios de nuestra mano se resientan. La flexión y la inflexión continuada de esta parte del cuerpo suele cargarse si la ejercitamos de un modo intenso, y el dolor aparece en especial por la noche, cuando ya no ejercemos ningún movimiento y los nervios y tendones descargan con más intensidad su presión.

    Retención de líquidos

    Tener unos kilos de más, realizar poco ejercicio o seguir una nutrición inadecuada, puede provocar que se te hinchen no solo los pies, sino también las manos debido a una retención de líquidos. La sensación de hormigueo siempre es más intensa por las noches, la circulación se resiente, ejerce presión y aparece esta característica molestia.

    Deficiencia de vitaminas B

    Muchas veces, el mantener una alimentación deficitaria e incorrecta, hace que no tengamos el suficiente aporte de vitamina B. Esta falta nos ocasiona consecuencias que en ocasiones no les damos demasiada importancia. Las asociamos a otras cosas, al cansancio del trabajo o del día a día, sin comprender que se debe básicamente a esta falta. El cansancio, la somnolencia, la palidez de piel, la sensación de taquicardias y el entumecimiento de las manos y las piernas, es muy característico en estos casos. Se adormecen las manos y las piernas por las noches, y sería pues otro factor a tener en cuenta.

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.