Acortamiento del psoas: Sedentarismo ó exceso deportivo

  • Publicado: 

    ¿Tienes un dolor recurrente en la zona lumbar que no sabes de dónde puede venir?

    ¿Pasas sentado la mayoría del tiempo?

    ¿Practicas deportes como el spining?

    ¿Qué es el psoas y qué hace?

    El psoas (nombre más utilizado que el completo: músculo iliopsoas) es un músculo que conecta nuestro tronco con las piernas. Está formado por dos porciones: el psoas y el ilíaco, que van desde la zona abdominal (donde conectan con la última vértebra torácica y las primeras cinco lumbares) hasta la zona delantera del muslo, llegando hasta el fémur.

    Forma parte de la musculatura profunda de nuestro cuerpo, con una función muy importantes.

    El psoas, junto con el glúteo, es el mayor responsable del movimiento de flexión de la cadera (es decir, de la elevación de las piernas hacia arrib) y también del de flexión del tronco.

    Complicación de sedentarios y deportistas

    Una de las razones por las que se provoca el acortamiento del psoas es por pasar muchas horas sentado: la gente que tiene un trabajo de oficina o los conductores son los candidatos ideales para sufrir este problema. Si a esto le sumamos una psotura poco correcta por el uso del ordenador o por no utilizar un asiento adecuado, el efecto se multiplica.

    Por otro lado, los ciclistas, practicantes de spinning y runners son los deportistas que tienen más números para sufrir acortamiento de psoas. Esto se debe al movimiento realizado en estos deportes: en todos ellos la flexión de la cadera es el movimiento principal.

    ¿Por qué se acorta el psoas?

    El psoas es un músculo bastante especial, ya que se acorta cuando está relajado, eso quiere decir que  las dos inserciones del músculo (los dos puntos donde se une con los huesos) se aproximen, y también lo hagan las articulaciones correspondientes. Esto deriva en una menor longitud del músculo y, por tanto, una menor fuerza. Se alarga mientras se encuentra trabajando, al contrario que la mayor parte de la musculatura. Este es el motivo por el que sufre un acortamiento en el caso de personas sedentarias.

    Cuidado con los abdominales

    Un momento delicado para el músculo psoas suele ser la hora de ejercitar los abdominales, ya que solemos implicarlo demasiado. Concretamente cuando hacemos crunch abdominal (elevación abdominal de toda la vida) hay que tener cuidado de articular bien la columna, y no limitarnos a elevar el tronco. El recto abdominal trabaja al articular la columna, mientras que es el psoas el responsable de la flexión de tronco.

    El ejercicio Roll up del método Pilates es un buen ejemplo para diferenciar el trabajo del recto abdominal del trabajo del psoas: en la primera fase realizamos la contracción abdominal, subiendo sólo hasta la punta de las escápulas, mientras que en la segunda el responsable del movimiento del tronco hacia arriba es el psoas.

    ¿Qué puedes hacer? ¡Estíra!

    El problema del acortamiento del psoas puede ser mitigable a través de los estiramientos: no debemos olvidarnos de estirar siempre después de hacer ejercicio, prestando atención de forma específica al psoas.

    Uno de los estiramientos que más utilizo es el siguiente: en posición de bipedestación, llevamos el talón al glúteo agarrando el pie por el empeine (el estiramiento de cuádriceps clásico), y una vez nos encontramos en esa posición adelantamos la pelvis para estirar así el psoas.

    Cuida del psoas: uno de los músculos más importantes de nuestro cuerpo.

    Penadés Terapia

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.