Cadera

Aquí encontrarás las lesiones de cadera más habituales, como bursitis, trocanteristis, luxaciones o afectación del labrum. Te explicaré como identificar sus síntomas y a no confundirlas con otras relacionadas con la columna junto con algunos ejercicios para ayudarte a aliviar el dolor.

sacroileitisdolor

El dolor sacroilíaco es una patología compleja, de alta prevalencia, generalmente subdiagnosticada y subestimada en su magnitud, adscribiéndose generalmente dentro del dolor lumbar, lo cual frecuentemente la lleva
a tratamientos prolongados e inefectivos. Su diagnóstico es difícil, generalmente clínico, requiere de la realización de una serie de maniobras de provocación que en su conjunto pueden ayudar al diagnóstico; sin embargo, ninguna de ellas es específica, y pacientes con patología lumbar baja o de cadera pueden referir dolor con ellas. Por este motivo frecuentemente es necesario realizar infiltraciones anestésicas para confirmar el diagnóstico. El tratamiento es variado, complejo y controversial, dada su etiología multicausal y frecuentemente desconocida.

testsacroileitis

Los test son una prueba de provocación para detectar una articulación sacroilíaca inflamada, lo que en términos médicos se denomina sacroileitis.

La sacroileítis implica la inflamación de una o ambas articulaciones y puede ser una característica de otras espondiloartropatías como la espondilitis anquilosante, la artritis psoriásica o la artritis relacionada, por ejemplo, con la enfermedad inflamatoria intestinal o la enfermedad de Crohn. Con estos test podrás saber si padeces una sacroileitis.

Cadera en Resorte

Cuando la musculatura de la cadera tiene un tono elevado, puede irritar la bursa y desencadenar en una bursitis trocantérea llegando a una cadera en resorte, que si no se trata desde la fisioterapia adecuadamente puede llegar a desencadenar gran discapacidad e incluso requerir cirugía.

Sacroileitis

¿Sufres dolor por una Sacroileitis? ¿Es grave? ¿Tiene cura? Aprende qué es, sus causas, los síntomas y como se cura, porque sí, la sacroleitis tiene cura!

Ir arriba