Cadera en Resorte: Causas y cómo corregirla

  • Actualizado:  | Publicado: 
    La cadera en resorte o "coxa saltans" se caracteriza por un chasquido o resalto palpable en ocasiones audible asociado con el movimiento de la cadera.
    Cadera en Resorte: Causas y cómo corregirla

    ¿Qué es la cadera en resorte?

    La cadera en resorte ó “Coxa Saltans” es un movimiento “especial” no peligroso, parecido a la luxación, que se acompaña de un ruido manifiestamente palpable y con frecuencia perceptible al oido con el movimiento de la cadera, normalmente sin dolor ó acompañado de dolor lumbar.

    ¿Qué es la cadera en resorte y que encontramos al examen físico?

    La cadera en resorte sucede por un infiltrado fibro-adiposo en el espesor del músculo glúteo mayor que se traduce en clínica y radiográfica en alteraciones morfológicas típicas de la denominada “fibrosis glútea”.

    Existen 3 tipos:

    1. Externa: es causada por el deslizamiento brusco de la banda iliotibial sobre el trocánter mayor.
    2. Interna: este tipo es producido por el deslizamiento del tendón del psoas ilíaco sobre la eminencia iliopectínea de la pelvis o la cabeza femoral.
    3. Intraarticular: producido por cualquier patología articular que puede reproducir los síntomas principales de la coxa saltans (atrapamiento, bloqueo articular, etc.).

    Cadera en Resorte: Causas y cómo corregirla

    ¿Qué es la cadera en resorte externa?

    La causa de la cadera en resorte experna es el engrosamiento de las fibras posteriores de la banda iliotibial y de las fibras anteriores del músculo glúteo mayor. Estas fibras se localizan posterior al trocánter mayor, cuando se mueve la cadera de flexión a extensión se deslizan súbitamente sobre el trocánter mayor hacia la parte anterior, produciendo el chasquido o el resalto que puede ser o no doloroso.

    Síntomas de la cadera en resorte externa

    Este síndrome frecuentemente es asintomático. Puede ser visible en algunos pacientes y en otros puede ser palpado mientras se realiza el movimiento de la cadera, también puede ser un movimiento voluntario y el paciente es capaz de reproducirlo algunos suelen referirlo como capacidad para “luxar” o “dislocar” la cadera y generalmente son asintomáticos.

    El dolor es el principal síntoma y se localiza en la zona del trocánter mayor, esto es debido a la bursitis secundaria que produce la fricción de las fibras de la banda iliotibial, se irradia hacia la porción distal de la banda hasta su inserción. El subir y bajar escaleras, así como el permanecer tiempos prolongados en posición sentado o con flexión de la cadera puede producir el chasquido al exdenderla súbitamente. El dolor puede estar asociado a marcha tipo Trendelemburg secundario a una ruptura del músculo del glúteo medio, lo que justificaría la reparación quirúrgica.

    ¿Cómo diagnosticar la cadera en resorte externa?

    El diagnóstico es clínico, puede ser reproducible por el explorador con el paciente en de lado movilizando la cadera flexionándola o movilizándola de extensión a flexión, en casos severos es posible encontrarla solamente con rotaciones interna y externa de la cadera. En los casos de pacientes que pueden luxar la cadera de manera voluntaria, lo hacen de pie inclinando la pelvis y rotando la cadera. En todos los casos puede ser palpable, ocasionalmente visible y poco frecuente audible.

    Es frecuente encontrar datos de contractura de la banda iliotibial, manifestado por la prueba de Ober, con el paciente en decúbito lateral se flexiona la cadera explorada y se deja caer la rodilla sobre la mesa. Cuando existe contractura puede ser doloroso todo el trayecto de la banda o incluso puede no tocar la mesa con la rodilla. En los casos en que el dolor es de larga evolución, es posible encontrar contracturas asocia- das de los tendones isquiotibiales, del músculo recto anterior y del glúteo mayor.

    ¿Cómo se cura la cadera en resorte externa?

    En casos de leves a moderados y asintomáticos es la terapia física basada principalmente en el ejercicio, estiramiento de la banda iliotibial, de los tendones de los músculos isquiotibiales, del cuádriceps y de los aductores, asociado a calor profundo y masoterapia. Los antiinflamatorios no esteroideos y la infiltración de la bursa trocantérica con corticoesteroides suelen tener un índice elevado de éxito.

    La cirugía está indicada para aquellos casos en que no ha funcionado el tratamiento conservador y se basa principalmente en la liberación o el alargamiento de la banda iliotibial vía abierta.

    La causa de la cadera en resorte interna es el Chasquido o resalto se produce por el deslizamiento súbito del tendón del psoas ilíaco sobre la eminencia iliopectínea de la pelvis o sobre la cabeza femoral. El tendón del psoas ilíaco se localiza lateral a la línea iliopectínea cuando la cadera se encuentra en flexión máxima. Durante la extensión, el tendón se desplaza en dirección medial con respecto a la línea iliopectínea.

    Síntomas de la cadera en resorte interna

    Este fenómeno es asintomático en aproximadamente un 10% de la población en general y se debe considerar como normal. Cuando es sintomática generalmente se manifiesta con dolor localizado en la región inguinal asociado con el resalto o chasquido. Es común relacionarlo con actividades en las que se realiza el movimiento de flexión a extensión de la cadera, como subir escaleras o levantarse de una silla.

    Exploración Física de la cadera en resorte interna

    Es voluntario y reproducible. Siempre puede ser palpado, en ocasiones audible pero nunca visible.

    Boca arriba con la mano en la región inguinal, flexionando más de 90° la cadera y extendiendo hasta llegar a posición neutral. Este fenómeno puede acentuarse con la combinación de abducción, rotación externa y flexión, llevándola a aducción, rotación interna y extensión.

    El paciente puede referir aprensión, mientras se explora la cadera en decúbito supino. No es infrecuente que esté asociado a sintomatología intraarticular, como pinzamiento fémoro-acetabular, por tanto deberá diferenciarse el origen del dolor.

    ¿Cómo diagnosticar la cadera en resorte interna?

    Las radiografías simples AP de pelvis son de ayuda para descartar pinzamiento fémoro-acetabular “tipo Cam” que podría estar asociado a este fenómeno. La bursografías del psoas asistidas con el intensificador de imágenes puede documentar el fenómeno de manera dinámica.

    El ultrasonograma del tendón del psoas es un estudio no invasivo que también puede documentar dinámicamente el fenómeno, así como la patología adyacente del tendón y de la bursa.

    La artroresonancia magnética de la cadera es el estudio que preferimos por dos razones principales: permite conocer las condiciones del tendón del psoas, así como de la patología intraarticular. Como se menciona arriba, es frecuente encontrar este fenómeno asociado a lesiones de la cadera.

    ¿Cómo se cura la cadera en resorte interna?

    El tratamiento es el conservador, basado principalmente en la terapia física, los antiinflamatorios no esteroideos y las infiltraciones con corticoesteroides. La terapia física debe ir dirigida en el ejercicio, estiramiento del tendón del psoas, así como de los aductores de la cadera.

    El tratamiento quirúrgico está indicado para aquellos pacientes en los que el tratamiento conservador haya fallado.

    La tenotomía del tendón del psoas por vía abierta es el tratamiento de elección en la mayo- ría de la literatura en que se trata esta patología. Recientemente, se ha propuesto una técnica endoscópica para la liberación del tendón del psoas.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.