Escoliosis, ¿Una simple deformidad?

  • Actualizado:  | Publicado: 
    La escoliosis es la deformidad del esqueleto axial en el plano anteroposterior. Incluye deformidad tridimensional con rotación vertebral y puede acompañarse de alteraciones en el plano sagital. Para que se considere escoliosis debe tener más de 10 grados de angulación.
    Escoliosis, ¿Una simple deformidad?

    ¿Qué es la escoliosis y porque se produce?

    La escoliosis es una deformidad de la columna en los tres planos del espacio, en la que existe un desplazamiento lateral de la columna acompañado de rotación de las vértebras y de un desplazamiento en el plano antero-posterior de la columna.

    Es una desviación estructurada, es decir, hay alteraciones anatómicas en la columna que no se deben simplemente a un cambio en la postura y que no se pueden corregir voluntariamente por el paciente.

    Hay que diferenciar la escoliosis de la actitud escoliótica, en ocasiones llamada escoliosis no estructurada, en la que sólo hay una desviación lateral de la columna y, además, no es fija, es decir, es corregible de forma voluntaria por el paciente o pasivamente por la persona que explora al paciente.

    ¿Qué es una escoliosis idiopática?

    Se define como idiopática cuando se han descartado otras causas (neuromuscular, congénita, tumoral, infecciosa, traumática o sindrómica).

    La prevalencia de la escoliosis idiopática se aproxima al 2% de la población, con una frecuencia cinco veces mayor en niñas que en niños2.

    Un correcto conocimiento de la enfermedad evita la sobreexposición radiológica, en muchos casos innecesaria.

    ¿Cómo hacer un diagnóstico?

    Se debe practicar una exploración neuromuscular meticulosa, al mismo tiempo que analizar con gran minuciosidad las radiografías en busca de anormalidades congénitas que pudieran no ser visibles en las radiografías simples, debido a que las lesiones son de origen cartilaginoso.

    Conocer un defecto congénito del corazón o problemas urológicos, lo que puede servir para identificar las causas de la no-escoliosis idiopática

    El dolor y la angustia mental deben ser evaluados con preguntas específicas; no se debe olvidar el momento de la menarquia, así como cualquier brote de crecimiento que podría estar ocurriendo.

    ¿Cómo se puede corregir la escoliosis?

    La fisioterapia está basada en las técnicas de Schroth y Gimnasia Abdomial Hipopresiva, debe contemplarse como una estrategia de tratamiento conservador muy eficaz para corregir e impedir que aumente la escoliosis.

    Aparte de la cirugía, el tratamiento con “corset” puede frenar la progresión de una curva, si bien no corregirla. Las curvas severas o que progresen dentro del corset tienen indicación de corrección y fusión quirúrgica. Las curvas no idiopáticas se comportan en forma diferente y su manejo es también distinto.

    ¿Que no se debe hacer cuando se tiene escoliosis?

    • Evitar realizar deportes de contacto, en los que el riesgo de impacto y torsión de la colomna sean muy elevados.
    • Evitar cargas pesadas que solicitan esfuerzos de la espalda
    • Estar mucho tiempo sentad@s ó de pie

    Resumen:

    El diagnóstico de escoliosis se basa tanto en los datos encontrados en una historia clínica completa, como en la interpretación de maniobras clínicas dirigidas a valorar la movilización simétrica de la columna vertebral.

    Por otro lado, se integran los resultados radiológicos simples, tomografía computarizada, resonancia magnética y neuromusculares.

    En los individuos en los que se presente cualquier alteración en la simetría de los hombros o una inclinación inusual de la columna debemos de realizarles pruebas clínicas dinámicas, como la prueba de Adams, y realizar un estudio neurológico completo que incluya reflejos para delimitar el dermatoma afectado.

    En los estudios radiográficos simples podemos obtener una medición, ya sea por el método de Cobb o por el de Ferguson. Estas mediciones nos dirán el estado actual del problema, así como el pronóstico de progresión de dicha escoliosis.

    Bibliografía de Evidencia Científica:

    • Ogilvie J, Braun J, Argyle V, Nelson L, Meade M, Waard K. The search for Idiopathic Scoliosis Genes. Spine. 2006;31:679-81.
    • Rogala EJ, Drummond DS, Gurr J. Scoliosis incidence and natural history: a prospective epidemiological study. J Bone Joint Surg Am. 1976;60:173-6.
    • 3. Doody MM, Lonstein JE, Stovall M, Hacker DG, Luckyanov N, Land CE. Breast Cancer Mortality After Diagnostic Radiography. Spine. 2000;25:2052-63.
    • Ogilvie J. Adolescent idiopathic scoliosis and genetic testing. Curr Opin Pediatr. 2010;22:67-70.
    • Skaggs D, Early S, Ambra P, Tolo V, Kay R. Back Pain and Backpacks in School Children. J Pediatr Orthop. 2006;26:358-63.
    • Lee CF, Fong D, Cheung K, Cheng J, Ng B, Lam T et al. Costs of School Scoliosis Screening. Spine. 2010;35:2266-72.
    • Bunnell W. Selective Screening for Scoliosis. Clin Orthop. 2005;434:10-45.
    • Grossman TW, Mazur JM, Cummings RJ. An evaluation of the Adams forward bend test and the scoliometer in a scoliosis screening setting. J Pediatr Orthop. 1995;15:535-8.
    • Lenke LG, Betz RB, Harms J. Adolescent idiopathic scoliosis: a new classification to determine extent of spinal arthrodesis. J Bone Joint Surg Am. 2001;83:1169-81.
    • Tan K, Moe MM, Vaithinathan R, Wong H-K. Curve Progression in Idiopathic Scoliosis. Follow-up Study to Skeletal Maturity. Spine. 2009;34:697-700.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Pide ya tu cita online!