Fisioterapia: Tratamiento aplicado con técnica E.P.I. ¿Sabes que es?

  • Actualizado:  | Publicado: 

    La técnica de electrólisis percutánea intratisular (EPI®) es un desarollo español realizado por el Dr. José Manuel Sánchez.
    Es una técnica de fisioterapia invasiva (como también lo es, por ejemplo, la punción seca de los puntos gatillo). En la EPI se utiliza una aguja conectada a un electrodo que envía una corriente galvánica a la zona a tratar.

    ¿En qué consiste la técnica EPI de Fisioterapia?

    La técnica EPI en fisioterapia, mediante la corriente aplicada a la aguje que se introduce justo en la zona lesionada, produce una inflamación localizada, que busca romper el tejido dañado y estimular a que el propio organismo lo repare de una forma correcta.

    Es una técnica relativamente dolorosa, porque está actuando sobre una zona que tiene una lesión y que, además, suele ser una zona sensible, con mucha sensibilidad.

    Si bien la estimulación dura muy poco tiempo y se hace de forma controlada, es cierto que introducir una aguja en la zona dañada y aplicarle corriente resulta desagradable, aunque perfectamente tolerable y con unos beneficios que suelen compensar el disgusto. Por todo ello, como digo, pertenece a las técnicas denominadas de fisioterapia invasiva.

    ¿Cuándo se utiliza la técnica EPI?

    Se está aplicando con éxito en patologías tendinosas, como por ejemplo tendinopatía del tendón de Aquiles, epicondilalgia y otras lesiones que suelen ocurrir en el deporte y también en la vida cotidiana. Los tratamientos suelen ser de pocas sesiones, entre 3-5, dependiendo de cada paciente.

    Estudios recientes están encontrando buenos resultados con la EPI en fisioterapia, pero no hay que olvidar que es una técnica más, que se debe unir a las demás que incluyen el tratamiento fisioterápico y a un razonamiento clínico y valoración de los problemas y las necesidades de cada caso. No tiene sentido aplicarla por sí sola, sin el resto de técnicas y pasos del método de diagnóstico y tratamiento en fisioterapia.

    Con esto quiero decir que no tiene sentido acudir lesionado al fisioterapeuta “a que le ponga la EPI”, sino acudir al fisioterapeuta a que nos valore y nos ponga el tratamiento más adecuado, que puede incluir EPI o no.

    Penades Terapia