Aplastamiento Vertebral

  • Actualizado:  | Publicado: 
    Fractura vertebral que provoca dolor súbito, creciente y después intenso, empeora con el reposo que se presenta sin un traumatismo violento.
    Aplastamiento Vertebral

    El aplastamiento vertebral es una fractura vertebral que se presenta sin que se haya producido un traumatismo violento, como una caída o un movimiento de ante-flexión del tronco. El dolor es súbito, rápidamente creciente y después intenso, y empeora con el reposo.

    Lo complica la osteoporosis (el pronóstico es bueno) o la localización ósea de una enfermedad tumoral (en las afecciones malignas, la afectación ósea certifica la difusión de la enfermedad con una evolución desfavorable).

    Se localiza en la columna dorsal baja o la columna lumbar, y se percibe de dos a tres niveles más abajo de donde se localiza la vértebra aplastada con dolor en barra. El diagnóstico se confirma inicialmente mediante radiografías estándar de columna.

    Hay que buscar una posible complicación neurológica, ya que una compresión medular o radicular requiere de hospitalización. Será urgente si el dolor causa impotencia funcional importante.

     ¿Qué hacer ante un aplastamiento vertebral?

    En la fase aguda, el reposo en cama es indispensable, el aplastamiento es una fractura, lo que explica la importancia del dolor y la necesidad de inmovilización. Es indispensable llevar un corsé, rígido, moldeado sobre el paciente, durante un período de 6-8 semanas si la pared anterior está hundida.

    Los analgésicos como el paracetamol son los habituales. Los antiinflamatorios no esteroideos, los corticoides generales o las infiltraciones raquídeas no están indicados.

    En la remisión de la fase aguda, el tratamiento de fisioterapia permite luchar contra las deformaciones y mejorar la tolerancia funcional.

    aplastamiento vertebral

    Aplastamiento vertebral de la 2 da vértebra lumbar

    ¿Cuánto tiempo dura el dolor de una fractura vertebral?

    El dolor de una fractura vertebral por lo general disminuye después de 4 semanas y desaparece, normalmente, tras doce semanas.

    Cuando una vértebra colapsa sobre sí misma debido al debilitamiento y adelgazamiento de su hueso, se denomina fractura vertebral por compresión o fractura-aplastamiento vertebral. La parte de delante de la vértebra adquiere forma de cuña conforme se aplasta el hueso de esa zona, el más debilitado.

    Estas fracturas se presentan con más frecuencia en la columna torácica (la parte media de la columna vertebral), sobre todo en su parte más baja cerca de la columna lumbar, y suelen deberse a la osteoporosis. Otras causas incluyen una caída de altura, o algunos tipos de tumores (sobre todo metástasis).

    Otros métodos de tratamiento:

    1. La vertebroplastia consiste en inyectar un cemento, polimetilmetacrilato, en el cuerpo vertebral fracturado. Los resultados de esta técnica son excelentes, puesto que del 70 al 80% de los pacientes experimentan alivio claro desde el día siguiente. El tiempo de hospitalización de estos pacientes se reduce significativamente en relación con el de los pacientes tratados médicamente.
    2. La cifoplastia son métodos terapéuticos recientes que permiten consolidar la vértebra y tienen un potente efecto analgésico. Se introduce un balón en el cuerpo vertebral. Su inflado con aire a presión permite re-expandir el cuerpo vertebral y crear una cavidad que ocupará el cemento. Al restablecer la altura del cuerpo vertebral, la cifosis raquídea se reduce. Además de su efecto analgésico inmediato, esta intervención permitiría disminuir las consecuencias funcionales que se presentan a largo plazo.

    Escríbenos a jlpenades@fisioterapeutes.org, a través de este formulario de contacto, o llámanos al número de teléfono +34 669 239 717 para pedir cita.

    Bibliografìa de evidencia cientifica

    • Laredo JD, Abi-Ayad A. Diagnostic radiologique d’un tassement ver- tébral non traumatique récent. Rev Rhum Mal Osteoartic 1997;64: 33-45.
    • Sartoris DJ, Clopton P, Nemcek A, Dowd C, Resnick D. Vertebral body collapse in focal and diffuse disease: patterns of pathologic processes. Radiology 1986;160:479-83.
    • Horger M, Eschman SM, Pfannenberg C, Vonthein R, Besnfelder H, Clausen CD, et al. Evaluation of combined transmission and emission tomography for classification of skeletal lesions. AJR Am J Roentgenol 2004;183:655-61.
    • Cortet B, Coquerelle P, Cotten A, Delambre C, Chastanet P, Duquesnoy B. Valeur diagnostique de la ponction-biopsie vertébrale dans les affections rachidiennes non infectieuses. À propos de 41 cas. Rev Rhum Mal Osteoartic 1994;61:505-11.
    • Diamond TH, Champion B, Clark WA. Management of acute osteoporotic vertebral fractures: a non randomized trial comparing percutaneous vertebroplastie with conservative therapy. Am J Med 2003;114:257-65.
    • Marcelli C. Les ostéoporoses secondaires. Rev Prat 1995;45:1125-32. [7] Pertuiset E. Tuberculose vertébrale de l’adulte. EMC (Elsevier Masson SAS, Paris), Appareil locomoteur, 15-882-A-10, 1998 : 8p.
    • Kasperk C, Hillmeier J, Nöldge G, Grafe IA, Dafonseca K, Raupp D, et al. Treatment of painful vertebral fractures by kyphoplasty in patients with primary osteoporosis: a prospective non randomised controlled study. J Bone Miner Res 2005;20:604-12.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.