Dorsalgia ¿Cómo solucionarla?

  • Actualizado:  | Publicado: 
    La dorsalgia es un dolor en la zona de la columna donde tenemos las costillas. Es la zona más rígida de la columna donde se pueden acumular tensiones, fatiga o  degeneración. Puede provocar desde un dolor constante y difuso a un dolor agudo que se irradia a lo largo de la costilla dificultando incluso la respiración o el movimiento del tronco.
    Dorsalgia ¿Cómo solucionarla?

    ¿Qué es una Dorsalgia?

    La dorsalgia es un dolor en la zona más rígida de la columna (costillas). Acumulamos tensiones, fatiga o degeneración provocando desde un dolor constante y difuso a un dolor agudo que puede dificultar la respiración o el movimiento del tronco.

    ¿Qué provoca la dorsalgia?

    La dorsalgia puede producirse por estar demasiado tiempo sentad@, estornudos fuertes y tos repetitiva por problemas pulmonares, por giros bruscos en deportes o gestos laborales, por pasar frío, golpes en la columna ó problemas en los discos, cáncer y embarazo.

    Tipos de Dorsalgia:

    MECÁNICA:

    • Interescapular : dolor de localización imprecisa en la zona entre las paletillas. Frecuentemente se acompaña de parestesias : hormigueo, quemazón, frío-calor, pinchazos. Suelen existir factores desencadenantes: trabajo, posiciones, tras el parto, situaciones de estrés, cambios emocionales.
    • Dorsolumbalgia: suele ser siempre de carácter degenerativo de la columna como responsable del dolor.
    • Extendida sin afección neurológica: Muy infrecuente. La exploración nos permiten localizar los puntos gatillo típicos del dolor mecánico escapular.
    • Extendida con afección neurológica: son las llamadas radiculopatías. La Neuralgia intercostal. La lesión de las raíces dorsales por hernias discales son excepcionales dolor dorsal urente, con parestesias.

    INFLAMATORIA:

    • Artropatias: las espóndiolartropatias y entre estas la espondilitis anquilosante, son las más frecuentes.
    • Infecciones (espóndilodiscitis)
    • Tumores

    Origen del dolor dorsal:

    Los procesos degenerativos óseos y ligamentosos por un lado y la sobrecarga y/o contractura muscular por abuso o mal uso de la musculatura, son las causas más frecuentes que originan el dolor dorsal que denominamos mecánico.

    ¿Puede haber otro origen?

    La compresión de las raíces espinales son el origen del dolor dorsal extendido fuera de la columna y con manifestaciones neurológicas, como las hernias de disco y estenosis del canal medular. Con menos frecuencia las infecciones y tumores comprimen raíces y médula.

    Tratamientos de la dorsalgia con Fisioterapia

    1. Técnica de Reeducación Postural Global: consiste en una serie de ejercicios de estiramientos globales que van evolucionando desde una posición inicial casi sin tensión, hasta llegar a una posición final de progresivo estiramiento.
    2. Movilizaciones de Tórax: de lado se colocan ambas manos en hemitorax elevado y se procede a realizar movimientos en diagonal, dirigiendo una mano en sentido anterior y la otra posterior.
    3. Compresiones Torácicas: compresión manual del tórax durante la fase espiratoria acompañada del reflejo de tos para el tratamiento de tórax rígidos o leñosos mejorando así la flexibilidad del tórax.
    4. Distracción Torácica: Se ubican las manos paralelamente a las costillas en sentido vertical. En el momento de la inspiración se procede a separar las manos lo posible sin producir lesión o dolor.
    5. Masaje descontracturante
    6. Punción Seca

    Duración del tratamiento

    La duración del tratamiento dependerá de varios factores como:

    • Edad
    • Nivel de actividad física
    • Actividad laboral…

    Entre todos los casos, uno de nuestros objetivos es la educación del paciente, de manera que incorpore a su rutina diaria los ejercicios que realizamos en las sesiones y llevarlos a cabo de manera autónoma.

    Prevención dorsalgia

    Consejos:

    • No usar zapatos de tacón de manera frecuente
    • Realizar ejercicio físico todos los días, así como estiramientos
    • No permanecer tiempos prolongados en la misma postura
    • Dormir sobre un buen colchón
    • Evitar el sedentarismo

    Bibliografia científica de interés:

    • Roig Escofet D. Síndromes cervicales. En: Roig Escofet D, editor. Reumatología en la consulta diaria: Espax, 1997; 91-98.
    • Roig Escofet D. Dorsalgia. En: Roig Escofet D, editor. Reumatología en la consulta diaria: Espax, 1997; 99-102.
    • Roig Escofet D. Síndromes de origen lumbar. En: Roig Escofet D, editor. Reumatología en la consulta diaria: Espax, 1997; 91-98.
    • Swezy RL. Conservative treatment of cervical radiculopathy. J Clin Rheumatol 1999; 5: 65-73
    • Sánchez Burson J. Cervicalgia. Dorsalgia. Manual S.E.R. de las enfermedades reumáticas. Panamericana eds. Madrid 2000; 90-96.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.