Tendinitis, Tendinosis ó Tendinopatía ¿Cómo se dice?

  • Actualizado:  | Publicado: 
    Tendinitis, Tendinosis ó Tendinopatía ¿Cómo se dice?

    ¿Tendinitis, Tendinosis o Tendinopatía?

    Tendinopatía es una lesión por sobreuso común causando dolor y pérdida de funcionalidad. Como parte de la patología de la tendinopatía se han observado cambios en la estructura del tendón que afectan negativamente a la capacidad de carga y tolerancia del tendón.

    ¿Entonces no decimos Tendinitis?

    Tendinitis está en deshuso. Actualmente el término que más se utiliza para referirse a una lesión del tendón de forma genérica es tendinopatía y se utiliza para referirse a un tendón doloroso sin conocer la patología específica, incluidos la entesis inflamatoria, los desgarros, la degeneración crónica, etc.

    ¿Qué se decía antes de la tendinitis?

    Históricamente al dolor del tendón con una disminución de la función se le ha denominado tendinitis, pero esta definición implicaría que la lesión tendinosa estuviera acompaña de una respuesta inflamatoria. Los estudios indican que los tendones lesionados muestran un estado degenerativo donde hay pocas o ninguna célula inflamatoria.

    Otros estudios relacionan el dolor (como principal síntoma) a una combinación de causas mecánicas y bioquímicas, pero no un proceso inflamatorio. Por lo tanto, la utilización de este término no sería el correcto para designar este desorden en los tendones siendo el término tendinosis el más adecuado.

    ¿Qué medicación tomar?

    El uso de fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINEs):

    Está cuestionado debido a que no hay presentes células inflamatorias según la opinión de algunos autores. En general el uso de estos fármacos está indicado en la fase aguda de la lesión, con el objetivo de tratar el dolor y reducir la inflamación, sin embargo, algunos estudios indican que podrían inhibir la migración y la proliferación de células tendinosas llegando a ser perjudiciales para la curación del tendón en vez de facilitarla.

    El uso de fármacos de los corticoesteroides inyectables:

    Se he comprobado que el uso de corticoesteroides inyectables parece tener efectos positivos en un periodo de tiempo corto, sin embargo, los ensayos realizados indican que no es así, notificando en un 82% de estos ensayos, efectos adversos como la ruptura del tendón, atrofia, etc.

    ¿Qué es un tendón?

    Es una estructura anatómica que une el músculo al hueso. Son estructuras relativamente pasivas e inelásticas y su principal función consiste en la transmisión de la fuerza que la musculatura es capaz de producir hacia a la estructura ósea donde se une o mejor expresado, donde se inserta.

    Las propiedades mecánicas específicas de este tejido mecanosensible le permiten responder y adaptarse a las cargas transmitidas por los músculos. Estas fuerzas en muchas ocasiones son muy elevadas, teniendo que soportar el tendón cargas muy altas.

    Los tendones forman parte del tejido conjuntivo y en los vertebrados principalmente se componen de fibrillas de colágeno tipo I, dispuestas de forma paralela a lo largo del eje del tendón. Esta organización espacial especifica de las fibrillas de colágeno tipo I, resultan un tejido elástico con una gran capacidad de tracción proporcionando a los tendones propiedades mecánicas para las funciones que desarrollan.

    Lesión del Tendón:

    Las lesiones de los tendones se pueden clasificar de forma general en:

    1. lesiones crónicas
    2. lesiones agudas
    3. rotura parcial
    4. rotura total o completa del tendón.

    Cuando se utiliza el término tendinopatía se refiere a una lesión crónica del tendón, siendo la lesión por uso excesivo la más común.

    El síndrome clínico más característico de la tendinopatía es el dolor, la hinchazón y la pérdida de forma progresiva de la funcionabilidad del tendón, lo que conlleva a un deterioro del rendimiento.

    Además, la discapacidad que se produce en las lesiones de los tendones puede durar varios meses a pesar de estar recibiendo un tratamiento adecuado . También se han observado cambios a nivel estructural en el tendón, afectado la capacidad de carga y tolerancia de éste negativamente.

    Esta clasificación divide la cronología de los síntomas en:

    • Agudos:  los síntomas están presente entre 0 y 6 semanas.
    • Subagudos: los síntomas estás presente entre 6 y 12 semanas.
    • Crónicos: Los síntomas están presente durante más de 12 semanas (3 meses).

    La secuencia de sucesos o causas por los que se produce una tendinopatía es desconocida y se ha tratado de definir de múltiples maneras, con conclusiones muy abstractas como un fallo en el proceso de curación del tendón o a una afectación con carácter degenerativo, achacan al fallo en el proceso de curación a la etiología de la tendinopatía.

    Los tendones sometidos a fuerzas de tensión repetitivas pueden llegar a aumentar su longitud entre un 3% y un 8% a consecuencia de cambios plásticos que están derivados de la acumulación de microrroturas del colágeno de las fibrillas del tendón.

    Se cree que estas microrroturas son las consecuencias de una interrupción del estrés local que a posteriori, incapacitaría a las células tendinosas la reparación óptima de la lesión, lo que podría dar lugar a la tendinopatía.

    El papel de la inflamación en la tendinopatía se ha revivido en los últimos años. Es un tema de debate al no estar claramente establecido la influencia de ésta durante las primeras fases de la lesión, cuando la “tendinopatía temprana” no sería clínicamente evidente.

    La mayoría de las tendinopatías están relacionas con alguna demanda física en un entorno deportivo o laboral, donde la respuesta del tendón a una carga mecánica anormal juega un papel muy importante en la lesión del tendón.

    Las tendinopatías más comunes

    Las más frecuentes afectan a tendones principales con altas demandas de carga como son:

    • el tendón de Aquiles o el rotuliano, que se caracterizan por presentar un dolor muy localizado.
    • la zona púbica (aductores)
    • hombros (manguito rotador)
    • cadera (glúteos)
    • codo (complejo extensor).

    Por lo general el dolor referido por la tendinopatía se suele localizar en la inserción del tendón o las estructuras próximas a éste, como es el caso del tendón rotuliano, sin embargo, también se puede localizar en el cuerpo del tendón como en el tendón Aquileo.

    En la actualidad se desconoce cuál es la relación entre la rotura del tendón y la tendinopatía, si la rotura precede a la tendinopatía o viceversa. Las roturas tanto parciales o completas del tendón son una discontinuidad de éste que conducen a la disminución o pérdida de las fuerzas de transmisión, lo que potencialmente lleva a la pérdida de movilidad.

    Los 10 mandamientos de las tendinopatías según la experta Fisioterapeuta  “Jill Cook”.

    1. El reposo absoluto es perjudicial, ya que disminuye la tolerancia a la carga del tendón, su fuerza y su potencia. Deben controlarse las cargas evitando los excesos y los movimientos dolorosos e introduciendo cargas beneficiosas e indoloras como los isométricos. Una vez que el dolor cede y es estable, al hacer test diarios de su evolución, se van incrementando progresivamente.
    2. Los ejercicios lentos, aun con alta carga no son potencialmente sensibilizantes para el tendón y pueden ser usados en los primeros estadíos de la rehabilitación, eso sí, evitando el estiramiento del tendón en los últimos grados para evitar que se comprima.
    3. La base del tratamiento no son las terapias pasivas. La mejora del dolor temporal que pueden conseguir se revierte una vez que el tendón vuelve a solicitarse.
    4. Evita las infiltraciones, que no han demostrado ser superiores a placebo. Podrían ser consideradas si el tendón no responde aun programa de ejercicios.
    5. No hay que ignorar el dolor de tendón. El dolor suele incrementarse en las 24 horas después de exceder la capacidad del tendón. Si el dolor incrementa a 2 o más sobre 10, hay que reducir la sobrecarga, limitando los movimientos como saltos, correr o cambios de dirección.
    6. No estirar el tendón, que genera cargas compresivas en la entesis.
    7. No hay por qué hacer masaje de Cyriax sobre el tendón, ya que no va a mejorar la patología. Puede obtener analgesia a corto plazo pero que retorna con las altas cargas.
    8. La imagen no condiciona el diagnóstico, pronóstico o medida de los resultados de la patología
    9. No hay que preocuparse excesivamente por una posible rotura. La mayor parte de las roturas de tendón ocurren en gente que no tenía dolor previo.
    10. No hay que acortar los tiempos de rehabilitación. Aunque largo (3 meses), el proceso de rehabilitación hasta restaurar las propiedades de fuerza y capacidad del tendón es efectivo a largo plazo si se completa correctamente.

    ¿Quieres saber qué ejercicios para tendón son los correctos?

    Según la experta Fisioterapeuta  “Jill Cook” para tendón en pierna aboga por un programa de rehabilitación dividido en cuatro etapas. Los autores se basaron en el modelo de donut, que fue descrito por Docking et al. y expone que en el tendón patológico existen zonas degeneradas y suficientes zonas de tejido sano y por lo tanto recomiendan centrarse en el donut y no en el agujero, es decir, enforcar el tratamiento en la zona sana del tendón incrementado la fuerza y la capacidad.

    Las etapas son las siguientes :

    Etapa 1 – ejercicios isométricos:

    Los ejercicios isométricos alivian el dolor de los tendones y se pueden utilizar antes de realizar las actividades programadas. También reducen la inhibición cortical y son útiles antes de realizar los ejercicios de fuerza, pues permiten alcanzar la máxima fuerza muscular.

    • Se realizan 5 series de entre 30 y 45 segundos de contracción sostenida con un descanso de 2 minutos entre cada contracción, permitiendo la recuperación muscular y nerviosa. Aquellas personas que tengan niveles de dolor muy elevados y una función articular reducida, puede realizar las contracciones utilizando el peso corporal siguiendo un programa de ejercicios en casa, que puede repetir varias veces al día.
    • La dificultad de los ejercicios puede progresar quitando puntos de apoyo o con la utilización de material deportivo, como el empleo de pesos libres. Se avanza a la siguiente etapa cuando el dolor se haya controlado.

    Etapa 2 – ejercicios isotónicos y de resistencia lenta y pesada:

    Las contracciones isotónicas mejoran la fuerza muscular y la rigidez de los tendones. Estos ejercicios no disminuyen la inhibición cortical y la realización de isométricos antes generan un efecto positivo.

    • Se realizarán los ejercicios en días alternos (un día ejercicios isotónicos, al siguiente HSR) y consisten en 4 series de entre 6 y 8 repeticiones con una sola pierna. Los ejercicios isotónicos se deben de realizar de forma lenta y se debe de tener en cuenta que éstos pueden afectar a la corteza motora si la fase excéntrica es más larga que la fase concéntrica, pues aumentaría la neuroplasticidad. Además, es esencial trabajar tanto los componentes débiles de la cadena cinética del tendón afecto como los de la cadena contraria y fortalecer la extremidad no afecta para un efecto de entrenamiento cruzado.
    • Durante esta etapa los ejercicios se deber de realizar son dolor tendinoso, aunque es posible la aparición de algunos dolores musculares. Una vez que se establezca una fuerza base y dependiendo de los objetivos individuales de los pacientes, se podrá incrementar el trabajo añadiendo mayor resistencia a los ejercicios.
    • Se avanzará a la siguiente fase cuando se logre una fuerza y resistencia adecuada y los déficits de las cadenas cinéticas mejoren; este proceso puede tardar hasta 12 semanas.

    Etapa 3 – ejercicios de aumento de velocidad y almacenamiento de energía:

    Una vez que el paciente avance a esta etapa comenzará realizando movimientos funcionales que irán aumentando en velocidad de forma gradual. Estos ejercicios se realizan entre 2 y 3 veces por semana intercalándolos con ejercicios isométricos y ejercicios de fuerza y resistencia.

    • Los ejercicios se realizan sólo con el peso corporal e implican movimientos de cadena cinética completa. El análisis de la respuesta a la carga (velocidad) es clave en esta etapa, pues la implicación de ésta influye significativamente en el tendón. La respuesta del tendón a una carga como la aparición de dolor y rigidez matutinos el día siguiente, indicará si el tendón está tolerando los ejercicios y si hay que realizar un ajuste para la próxima sesión.
    • La progresión a la siguiente y última etapa dependerá de la capacidad del tendón a tolerar cargas a mayor velocidad.

    Etapa 4 – ejercicios de almacenamiento y liberación de energía o ejercicios específicos del deporte

    Restaurar las propiedades elásticas de la cadena cinética dependerá de las necesidades funcionales y deportivas de cada paciente. Los ejercicios de almacenamiento y liberación o los específicos del deporte pueden sustituir a los ejercicios que se realizan en la etapa 3, pero los que se realizan en las dos primeras etapas deben de mantenerse dos veces por semana.

    Fuente en el artículo cientifico:

    Cook JL. Ten treatments to avoid in patients with lower limb tendon pain. Br J Sports Med. 2018 Jul;52(14):882.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.