¿Cuáles son las posibles causas del dolor de cabeza?:

No se ha determinado aún ninguna causa directa que provoque la cefalea. No obstante, existen investigaciones que indican que los mecanismos nociceptivos del sistema nervioso periférico parecen ser los principales causantes de la cefalea tensional episódica y la crónica puede deberse a problemas en procesos de sensibilización del sistema nervioso central.

Posibles causas del dolor de cabeza:

  • Problemas vertebrales en el cuello.
  • Inestabilidad muscular.
  • El estrés.
  • Abuso de cafeína y alcohol.
  • Alimentación inapropiada.
  • Insomnio.
  • Actividades que obliguen a tener la cabeza en una posición mantenida durante mucho tiempo.
  • Condiciones climáticas como el frío.
  • Desórdenes de la articulación temporomandibular pueden provocar una contracción mantenida de la musculatura cervical y causar una inflamación y dolor. Bruxismo (apretar los dientes).
  • Tensión ocular.
  • Tabaquismo.
  • Fatiga o esfuerzo excesivo.

Tratamiento de fisioterapia para el dolor de cabeza:

Además del tratamiento farmacológico que se suele prescribir para el control del dolor, el tratamiento más recurrido es la fisioterapia. La fisioterapia ofrece un amplio abanico de terapias, invasivas y no invasivas que se pueden utilizar para tratar dicho trastorno:

  • Desbloqueo de la musculatura cervical y dorsal: La musculatura del cuello se contractura por las posiciones mantenidas o forzadas, por lo que la relajación de ésta mediante el amasamiento de la musculatura destensa las fibras musculares.
  • Terapia miofascial: Se trata del tratamiento de los puntos gatillo activos (bandas tensas del músculo) de forma invasiva con punción seca, o no invasiva con presiones sobre la piel. El objetivo es relajar la musculatura y el tejido conectivo (tejido miofascial). Según varios estudios es probable que sea una de las terapias más efectivas porque el dolor de la cefalea tensional se correlaciona con los puntos gatillo.
  • Estiramientos: (músculos trapecio, elevador de la escápula, infraespinoso, esplenio, esternocleidomastoideo, etc.) Realizar estiramientos asistidos de forma manual por el fisio o de forma autónoma en casa es importante tanto a modo de tratamiento como de prevención para mantener la musculatura elástica.
  • Técnicas manipulativas: A menudo, a causa de la tensión muscular las vértebras pueden verse bloqueadas o comprimidas limitando también el movimiento de la columna cervical. La tracción de la columna cervical o el desbloqueo articular ayudan a restablecer el movimiento articular normal.
  • Tecarterapia: para activar la circulación de la zona y acelerar el proceso de regeneración del tejido.

¿Cómo mejorar el dolor de cabeza en casa?:

  • Realizar estiramientos de la musculatura cervical. Inclinar la cabeza hacia delante y hacia los lados, desde la misma posición, también añadir una ligera rotación hacia ambos lados. Mantener durante unos segundos hasta que notemos que el músculo va cediendo y ayudarnos con nuestra mano para intensificar el estiramiento.
  • Automasaje con pelota de tenis o bastón. Tumbados en el suelo, colocar una pelota o un bastón justo por debajo del occipital (es la primera protuberancia que encontramos en la parte posterior y mas baja del cráneo). Seguidamente, se debe ir moviendo la cabeza de un lado a otro masajeando la zona y liberando así la zona más insercional.
  • Realizar ejercicio físico para mantener la musculatura activa y elástica.
  • Mantener una dieta equilibrada. Consulta con tu médico de cabecera o un nutricionista.
  • Acudir al fisioterapeuta. No esperar a tener un dolor ‘’insoportable’’ para ir al fisio. Además de tratarte puede ayudar a prevenir ese dolor. Si tienes molestias, acude a su consulta para que el problema no se agrave.
  • Evitar posturas mantenidas por mucho tiempo, ir cambiando de posición durante el día, sobre todo durante la jornada laboral.
  • Si trabajas delante de un ordenador, mantener la pantalla a la altura de nuestra mirada para evitar inclinaciones mantenidas de la cabeza.
  • Dormir con una almohada que evite que la cabeza se incline. La cabeza y el cuello deben mantenerse rectos para que la musculatura esté en reposo.
  • Un colchón que respete las curvaturas fisiológicas de la columna, ni demasiado duro ni demasiado blando.
  • Realizar actividades como Pilates, yoga, baile, etc. Este tipo de ejercicio nos ayuda a tener una mayor consciencia de nuestro esquema corporal.

 Penades Terapia