Esguince de tobillo, Causas, Síntomas y Tratamiento actual

  • Actualizado:  | Publicado: 
    Todo lo que necesitas saber si sufres un esguince de tobillo y quieres la información más reciente.
    Esguince de tobillo, Causas, Síntomas y Tratamiento actual

    ¿Que es un esguince de tobillo?

    Es una lesión ligamentosa y de raíces nerviosas que produce disminución del movimiento, dolor, inflamación, hematoma (en algunos casos); y disminución de la propiocepción (control de la postura del pie).

    El esguince de tobillo genera una desorganización mecánica que puede no quedar sólo a nivel de tobillo-pie, sino que puede transmitirse a rodilla-pelvis-columna a través de cadenas lesionales.

    ¿Cómo se produce un esguince?

    Cuando se produce un movimiento exagerado de la flexión plantar y una supinación forzada del retropié.

    ¿Que suele causar los esguinces de tobillo?:

    Caminar, correr o jugar sobre superficies irregulares o artificiales puede ser un motivo. También llevar calzado que no sujete bien el pie aumenta el riesgo de sufrir un esguince.

    El mecanismo de lesión se produce cuando el pie cae (después de un salto o paso) sobre el suelo directamente con el pie en inversión.

    ¿Cómo es el tratamiento de un esguince de tobillo?

    La fisioterapia utiliza la terapia manual, es la técnica más eficaz para:

    1. eliminar restricciones de movimiento
    2. disminuir el dolor
    3. mejorar la funcionalidad.

    Añadiremos al tratamiento de terapia manual:

    1. crioterapia
    2. vendaje funcional
    3. fortalecimiento muscular
    4. trabajo de propiocepción.

    Clasificación de los esguinces del tobillo:

    Los sistemas de clasificación de los grados de esguince de tobillo varían mucho. Según la gravedad:

    1. tipo I (lesión del 5% de las fibras, distensión, no laxitud articular)
    2. tipo II (lesión del 40%-50% de las fibras, rotura parcial, inestabilidad articular leve)
    3. tipo III (rotura completa del ligamento).

    ¿Qué ligamentos se afectan en un esguince de tobillo?

    El 85% de los esguinces afectan al Ligamento Lateral Externo, lesionándose fundamentamente el Ligamento Peroneoastragalino Anterior.

    El 44% de los lesionados presentan algún tipo de secuelas un año después (dolor, inestabilidad mecánica o inestabilidad funcional).

    ¿Cómo se previenen los esguinces “mal curados”?

    La fisioterapia se centrará en recuperar la “deficiencia propioceptiva” (sentido de la posición del pie) que afecta principalmente el control postural y la sensación de posición perjudicando drásticamente la movilidad del tobillo.

    En el esguince se “estropean” los mecanorreceptores y disminuye de la velocidad de conducción nerviosa.

    ¿Cuales son las causas del esguince de tobillo?

    La inestabilidad del tobillo se produce generalmente por insuficiencias mecánicas y funcionales, tales como:

    1. Restricciones artroligamentosas
    2. Hiperlaxitud ligamentosa
    3. Cambios degenerativos en las estructuras periarticulares
    4. Disminución de la propiocepción y del control neuromuscular
    5. Déficit de fuerza
    6. Disminución del control postural.

    ¿Actualmente, cuáles son los pasos resumidos para curar un esguince de tobillo en 2021?

    1. Al principio protegemos (P) la estructura afectada tomando la precaución de reducir el estrés que causa el dolor. También disminuimos la carga ejercida sobre la extremidad lesionada o incluso el movimiento del músculo afectado.
    2. La elevación (E) de la pierna, a una altura más elevada que la del corazón, ayuda a minimizar el estancamiento de los fluidos distales.
    3. También es importante evitar tomar antiinflamatorios (A) como el Ibuprofeno, el Voltaren o el Naproxeno – en venta libre o con prescripción -, ya que ralentizan la velocidad de curación tisular. Incluso podríamos evitar la aplicación de hielo (ver el erratum en el blog POLICE).
    4. Un taping o un vendaje compresivo (C) permiten reducir la inflamación. En todos los casos es importante educar (E) rápidamente al paciente sobre la prudencia que deberá mostrar con respecto a la sobremedicalización. Con lo que evitaremos los tratamientos pasivos repetidos, las investigaciones costosas, inútiles y ansiogénicas, así como las moléculas farmacológicas no esenciales. La PEACE reúne las prácticas terapéuticas a utilizar a corto plazo.

    El grado de entorsis o de ruptura determinará, en parte, el tiempo necesario para retomar las actividades. Durante la remisión de los signos y síntomas, se adoptarán las prácticas terapéuticas LOVE.

    1. Una carga progresiva (L para Load), seguido de retomar progresivamente las actividades habituales, favorece la curación a la vez que estimula los tejidos afectados. Sin embargo, hay que tener la precaución de evitar que se intensifique el dolor y la inflamación mediante una buena cuantificación del estrés mecánico.
    2. El cerebro también juega un rol importante en la curación. Fomentar un estado de ánimo optimista (O), ya que influencia directamente la percepción del dolor, la velocidad de recuperación y por lo tanto, disminuye el riesgo de encontrarse con una cronificación de la lesión.
    3. A partir del 3r día se podrá empezar con una actividad cardiovascular con el fin de facilitar la vascularización (V) del tejido afectado. Cardio sin dolor, a razón de un máximo de 2 veces al día y de 20 minutos es suficiente.
    4. Finalmente, optimizar los mecanismos de curación significa también que hay que respetar el proceso natural, y por consecuencia optar por un abordaje activo. Con lo que enseñamos ejercicios (E) de estiramiento (para ganar amplitud), de fortalecimiento (para ganar fuerza) y en desequilibrio (para mejorar la propiocepción) para asegurarnos de un retorno óptimo a la normalidad. PEACE & LOVE!

    Más detalles en el artículo de evidencia científica de BJSM, cliaquí

    Más referencias de evidencia científica:

    1. van den Bekerom MPJ, Struijs PAA, Blankevoort L, et al. What is the evidence for rest, ice, compression, and elevation therapy in the treatment of ankle sprains in adults. J Athl Train2012;47: 435-43.
    2. Bleakley CM, Glasgow PD, Phillips N, et al. Guidelines on the management of acute soft tissue injury using protection rest ice compression and elevation. London: ACPSM, 2011.
    3. Bleakley CM, Glasgow P, MacAuley DC. Price needs updating, should we call the police? Br J Sports Med2012;46: 220-1.
    4. Vuurberg G, Hoorntje A, Wink LM, et al. Diagnosis, treatment and prevention of ankle sprains: Update of an evidence-based clinical guideline. Br J Sports Med2018;52: 956.
    5. Doherty C, Bleakley C, Delahunt E, et al. Treatment and prevention of acute and recurrent ankle sprain: An overview of systematic reviews with meta-analysis. Br J Sports Med2017;51: 113-25.
    6. Duchesne E, Dufresne SS, Dumont NA. Impact of inflammation and anti-inflammatory modalities on skeletal muscle healing: From fundamental research to the clinic. Phys Ther Sport2017;97: 807-17.
    7. Yerhot P, Stensrud T, Wienkers B, et al. The efficacy of cryotherapy for improving functional outcomes following lateral ankle sprains. Ann Sports Med Res2015;2: 1015.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.